Un apunte sobre la enunciación

Elsa Drucaroff dice:

Recordemos que enunciar es un hecho material inmerso en un tiempo y un espacio: alguien que ha nacido y va a morir alguna vez dice algo —un enunciado —a otro ser semejante, en un determinado momento y en un determinado lugar. Todo eso es el
proceso de enunciación. Hablar de planos de enunciación, entonces, supone planos distintos en donde ocurre este proceso. Veremos que uno es concretamente empírico, el que Benveniste llama “discurso” (el que en francés se expresa en “passé composé”):
en él un yo y un tú exhiben su carácter de sujetos temporales y materiales que se están comunicando; el otro es más misterioso, no señala el circuito comunicativo, actúa como si nada se midiera desde él, como si el enunciado no ocurriera en un momento concreto del devenir del mundo: es el plano llamado de enunciación histórica, del “récit” o relato (y se expresa, en francés, en “passé simple”).

“La enunciación histórica (…) caracteriza el relato de acontecimientos pasados (…) excluye todaforma lingüística ‘autobiográfica’. El locutor histórico jamás dirá yo ni tú ni aquí ni ahora, porque no se servirá nunca del aparato formal del discurso, que consiste antes que nada en la relación de personas yo/tú. Por lo tanto, sólo se constatarán en el relato histórico estrictamente concebido formas de tercera persona.” [Benveniste, ib.]

Anuncios

Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s